• El testing y su importancia en nuestras vidas.

    ¿Que sería del mundo sin personas dedicadas 100% a encontrar defectos en cualquier cosa que utilizamos a diario?


    El testing, por mucho que cueste creerlo, es la piedra angular de absolutamente todo y con todo me refiero a TODO.

    ¿Te imaginas encender la vitroceramica sin que hubiera pasado el control de calidad? Me apuesto lo que queráis a que el 99% de vosotros ni os acercabais al botón de encendido. Como este, se pueden poner infinidad de ejemplos y más concretamente, a lo que yo me dedico, la calidad del software.

    Un software sin testear es una bomba de relojería, ni más ni menos. Una bomba que nos puede estallar en cualquier momento y que nos puede ocasionar muchísimos problemas, sobre todo económicos.

    Existen varias reglas que no deberíamos saltarnos en los modelos actuales de trabajo:
    1. Jamás se debe de subir a producción un software que no sepamos seguro que haya pasado, por lo menos, una serie de pruebas de sistema y de aceptación.
    2. El Tester no debe de estar separado del equipo de desarrollo. Ahora mismo, el equipo de testing y el de desarrollo son uno solo y tienen que tener la mayor afinidad posible, comunicándose en todo momento. Eso sí, cada uno tiene que dedicarse a lo suyo, el desarrollador no es un tester y el tester no es un desarrollador, por mucho que se empeñen en justificar lo contrario.
    3. Si no está probado, no sube a producción. Ahí es donde tienes que jugarte el cuello con quien sea y cuando sea, no seas el artífice de una mala subida que llegue a los usuarios y repercuta en tu trabajo.
    4. Se inflexible a la hora de realizar tus pruebas, no dejes de hacer lo básico: lectura de análisis, casos de prueba, pruebas exploratorias, reporte de defectos, retesting de defectos arreglados, pasar los casos de prueba, reportar y retestear los bugs y validar.
    5. Si no tienes un entorno estable, no automatices. Acabaras desesperándote y dedicándole el 90% de tu tiempo a reparar esos scripts que tanto trabajo te cuesta hacer.
    No creas que no hay más reglas básicas y que alguna de las anteriores no sea válida para tu entorno de trabajo, eso es evidente, en cada sitio tienen diferentes maneras de hacer las cosas y nos tenemos que amoldar a todas ellas, pero siempre hay que ser firme con las convicciones de cada uno y sobre todo ponerlas en práctica.

    Al fin y al cabo, el testing es la parte más importante del software y todo el mundo tiene que apostar por él en sus empresas, acabarán ahorrando tiempo y dinero.
  • Libros benéficos

    En 2016 publiqué, “Aseguramiento de la Calidad”, cuyo beneficio es destinado a la Fundación Aladina, después le siguió: “Seis en 75”, destinado a la Fundación Menudos Corazones y “Asegurar la Calidad en dispositivos móviles...y no morir en el intento”, a la fundación Soñar Despierto. También he publicado una recopilación íntegra de los tres libros anteriores, llamada "Fundamentos de la calidad del software".

    Merchandising benéfico

    Desde la tienda de Cultura de Calidad se pueden adquirir diferentes artículos cuyo beneficio es destinado íntegramente a las tres fundaciones con las que colaboro actualmente: Fundación Aladina, Fundación Menudos Corazones y Fundación Soñar Despierto.

    Acciones benéficas futuras

    Esto no va a parar aquí. Mi cabeza no se está quieta, tengo muchas ideas que dar forma y convertirlas en realidad. Desde aquí, hago un llamamiento a diferentes fundaciones y ONGs para poder colaborar juntos y poder hacer cosas grandes que ayuden a personas o animales en todo el mundo. Si te apetece, ponte en contacto conmigo y hablamos.

    0
    Publicaciones
    0
    Seguidores
    0
    Visitas únicas
    0
    Me gusta