• La importancia de un entorno estable de Testing

    Cuando nos encontramos en un proyecto donde no se da importancia a los entornos y no tenemos una estabilidad, la realización de las pruebas no es óptima y no podemos garantizar al 100% nuestro trabajo.


    Un entorno inestable reporta falsos negativos o tambien positivos, reporta errores que al final no lo son, nos dificulta la tarea de acceder correctamente a ciertos módulos de la aplicación y sobre todo hará que nuestras tareas se ralenticen o tengamos que reprobar defectos que ocurren por la inestabilidad.

    Una de las peores cosas que nos puede suceder (aparte de no poder acceder al entorno) es que nos encontremos con falsos negativos o falsos positivos. Un falso negativo es en realidad un defecto que no es defecto en sí, un defecto que nos sucede por la inestabilidad del entorno, por incoherencia de datos o porque una subida del equipo de desarrollo pueda haber estropeado el entorno y nos frene totalmente la realización de pruebas. Un falso positivo nos puede ocurrir cuando creemos que está OK y en realidad no es así, dandonós bastantes quebraderos de cabeza.

    Otro grave problema de los falsos negativos o positivos es que si llegamos a abrir esos defectos y luego no ocurren, nos los devolverán los desarrolladores y perderemos bastante tiempo en reprobar.

    Para optimizar y garantizar nuestro trabajo al 100% necesitamos lo siguiente:
    1. Un entorno lo más parecido al de producción posible.
    2. Datos “reales” o en su defecto muy similares a los que podamos encontrarnos en producción.
    3. Una base de datos con las mismas características que la de producción.
    4. Que el entorno sea únicamente de testing, que no tenga interferencias de desarrollo de ningún tipo.
    Muchas veces un entorno inestable puede reportarnos la pérdida de muchas horas de trabajo y por lo tanto, que el visto bueno de la versión a desplegar se retrase por la falta de validación.

    En muchos casos el entorno de pruebas es también un entorno de desarrollo, cosa que jamás debería de suceder, ya que si por un casual, un check-in incorrecto es propagado a este entorno y este se cae o deja de funcionar, las pruebas se verán puestas en riesgo, además de que se necesitará una validación continua de todas las pantallas ya que no sabremos exactamente qué es lo que se toca y lo que no.

    Lo ideal para un entorno de testing es tener versiones cerradas cada cierto tiempo. Pongamos un ejemplo trabajando con PBI’s:
    1. Desarrollo termina una serie de tareas y hace check-in en su entorno. Así constantemente con varias de estas tareas hasta completar un PBI o varios. El equipo de testing sigue realizando pruebas con su propia versión, en su propio entorno, de momento inalterable.
    2. Una vez que testing da el OK a esa versión, esta se sube al siguiente entorno o a Producción. La validación finaliza y se puede garantizar que esa versión en concreto está OK y es 100% funcional.
    3. Una vez que testing ha dado el visto bueno, avisará al equipo de desarrollo para que suba esa nueva versión para poder probarla en el entorno de testing. Mientras tanto desarrollo podrá seguir haciendo check-in sin problema en su entorno y sin interferir en los demás entornos.
    Trabajando con versiones cerradas y atómicas, hacemos que las subidas puedan estar mucho más controladas y podemos acotar que tengamos que probar grandes desarrollos en poco tiempo, más vale probar menos PBI’s y asegurarnos que probar más y que el equipo de testing se desborde.

    Cuando estemos en un proyecto siempre debemos de luchas por que tengamos nuestro propio entorno, así podemos asegurar casi en su totalidad una calidad realmente buena en el trabajo que realizamos y que los factores externos no estropeen nuestras pruebas.
  • Libros benéficos

    En 2016 publiqué, “Aseguramiento de la Calidad”, cuyo beneficio es destinado a la Fundación Aladina, después le siguió: “Seis en 75”, destinado a la Fundación Menudos Corazones y “Asegurar la Calidad en dispositivos móviles...y no morir en el intento”, a la fundación Soñar Despierto. También he publicado una recopilación íntegra de los tres libros anteriores, llamada "Fundamentos de la calidad del software".

    Merchandising benéfico

    Desde la tienda de Cultura de Calidad se pueden adquirir diferentes artículos cuyo beneficio es destinado íntegramente a las tres fundaciones con las que colaboro actualmente: Fundación Aladina, Fundación Menudos Corazones y Fundación Soñar Despierto.

    Acciones benéficas futuras

    Esto no va a parar aquí. Mi cabeza no se está quieta, tengo muchas ideas que dar forma y convertirlas en realidad. Desde aquí, hago un llamamiento a diferentes fundaciones y ONGs para poder colaborar juntos y poder hacer cosas grandes que ayuden a personas o animales en todo el mundo. Si te apetece, ponte en contacto conmigo y hablamos.

    0
    Publicaciones
    0
    Seguidores
    0
    Visitas únicas
    0
    Me gusta