• Entrenando los sentidos con una metodología exploratoria

    Quería volver a retomar el blog, del que he estado un poco desprendido por falta de tiempo, para contaros algo que me pasó hace unos días y que me pareció muy sorprendente. Fue así, porque, personalmente, me considero una persona muy metodológica trabajando y cuanto más tiempo pasa, más me arraigo a eso, perdiendo un poco la diversión de la prueba sin ataduras, digamos que, de la prueba exploratoria por que sí.


    Como algunos sabes, hace un mes y algo, así dos, me encargaron la tarea de ser el responsable del área de Testing de la empresa, de llevar un equipo y de crear e implementar una metodología de pruebas que asegure la calidad del proyecto mucho más que antes. 

    Así que ya llevamos un tiempo trabajando así, introduciendo mejoras y con una metodología definida y robusta. 

    Pues para mi sorpresa, llevando a cabo esta metodología, que nos está ayudando y ampliando horizontes muchísimo, deje un poco de lado (un poco, no totalmente) esa manera de sorprenderme cuando hago pruebas exploratorias, cuando pruebo una pantalla según me parece, sin ataduras de casos de prueba ni de "organización".

    Estaba, como ya os he dicho antes, hace unos días probando una sección de un módulo. Me había leído el análisis funcional del PBI, lo había asimilado y había creado unos casos de prueba en base a ello, hasta ahí, todo perfecto. Me puse a probar la página con esos casos y bien, todo correcto, así que en ese momento, casualidad de la vida, tenía un punto de menos carga de trabajo, así que pensé, voy a darle una vuelta a la funcionalidad por mi cuenta, voy a "divertirme", a trastear, como decimos algunos.

    Y ¡sorpresa!, haciendo una combinación un tanto rara, descubro que esa pantalla no hace lo que debe de hacer en un punto en concreto...me vuelvo al análisis funcional...nada. No se hablaba ni una palabra de esa combinación...que raro...

    Me levanto del sitio y voy a hablar con el desarrollador que ha implementado esta funcionalidad, una persona, que además, suele ser bastante metódica y es extraño que deje algo al azar. Vuelvo a reproducir los pasos que dí en esa prueba exploratoria y ¡doble sorpresa! resulta que esa combinatoria ni se había planteado, ni estaba definida ni nadie había pensado en ella. Así que nos pusimos a trabajar enseguida y solucionamos el problema.

    ¿Que os quiero contar con todo esto? Que, aunque tengas un maravilloso procedimiento de trabajo, que seas muy meteorológicos, no os olvidéis de esa capacidad de sorprender que aportan las pruebas exploratorias, no dejes de probar a vuestro parecer, sin ataduras, sin seguir unos pasos definidos.

    Desde entonces, llevo dando vueltas a un paso más en la metodología de trabajo que se está implementando al equipo y por extensión al proyecto, y me gustaría investigar, probar o realizar un "piloto" de una metodología exploratoria que sea previa a la aplicación de la metodología de testing y que nos ayude a realizar esas pruebas que saquen a la luz las combinatorias que no habíamos planteado, que nadie había pensado en ellas. Evidentemente no será siempre, serán momentos muy concretos y en funcionalidad pequeñas y muy cerradas, pero estoy seguro de que saldrán.

    Así que, iré creando una especia de "diario exploratorio" con las experiencias que nos aportará esta manera de trabajar y os las iré contando por aquí. Sobre todo, no os olvidéis de una cosa: ¡no dejes de lado vuestra capacidad de inventar con las pruebas exploratorias!
  • Libros benéficos

    En 2016 publiqué, “Aseguramiento de la Calidad”, cuyo beneficio es destinado a la Fundación Aladina, después le siguió: “Seis en 75”, destinado a la Fundación Menudos Corazones y “Asegurar la Calidad en dispositivos móviles...y no morir en el intento”, a la fundación Soñar Despierto. También he publicado una recopilación íntegra de los tres libros anteriores, llamada "Fundamentos de la calidad del software".

    Merchandising benéfico

    Desde la tienda de Cultura de Calidad se pueden adquirir diferentes artículos cuyo beneficio es destinado íntegramente a las tres fundaciones con las que colaboro actualmente: Fundación Aladina, Fundación Menudos Corazones y Fundación Soñar Despierto.

    Acciones benéficas futuras

    Esto no va a parar aquí. Mi cabeza no se está quieta, tengo muchas ideas que dar forma y convertirlas en realidad. Desde aquí, hago un llamamiento a diferentes fundaciones y ONGs para poder colaborar juntos y poder hacer cosas grandes que ayuden a personas o animales en todo el mundo. Si te apetece, ponte en contacto conmigo y hablamos.

    0
    Publicaciones
    0
    Seguidores
    0
    Visitas únicas
    0
    Me gusta