• La Calidad empieza en nosotros mismos


    La definición de Calidad es el conjunto de propiedades inherentes a un objeto que le confieren capacidad para satisfacer las necesidades implícitas o explícitas.
    Esto por sí mismo no nos puede llegar a decir mucho, pero si pensamos en la calidad alrededor de nuestras vidas, esa definición cambia y además nos hace recapacitar y darnos cuenta que en muchos casos se nos ha olvidado que es y porque nos dedicamos a ello.

    Cuando nos compramos algo siempre buscamos que ese gasto de dinero nos valga, que sea duradero, resistente, de buen material...en resumidas cuentas, que sea de calidad.

    ¿Que ocurre con nuestro trabajo? Exactamente lo mismo. Cuando una empresa se gasta el dinero en algo, está buscando algo duradero, creado con buenos materiales (bien programado), duradero (buen diseño), resistente (que no falle fácilmente), en resumidas cuentas...busca exactamente lo mismo que nosotros en nuestra vida diaria. Esto es extrapolable al trabajo realizado, evidentemente, un trabajo de calidad, merecerá la pena pagarlo y por lo tanto el reconocimiento será mayor.

    Los profesionales que nos dedicamos a asegurar la calidad queremos encontrar esa perfección en un producto, pero a veces, nos olvidamos, que para encontrar esa propiedad, lo principal es que nuestro trabajo también lo sea y si no aportamos esto, nos costará sacar a flote un producto sin errores y que funcione a la perfección.

    No podemos olvidar que la calidad empieza desde nosotros mismos y que no podemos exigir esto sin que nosotros lo pongamos a prueba a diario, trabajando de la mejor forma, con la mejor motivación y dando todo lo que podamos en nuestro día a día para buscar esa satisfacción personal que nos será recompensada cuando el usuario final utilice la aplicación.

    Seamos consecuentes con lo que hacemos, desde nosotros mismos comienza el ciclo, nosotros en sí debemos ser esa calidad y poner en práctica esta idea nos ayudará a que nuestro trabajo se realice mejor y más  eficientemente.
  • Libros benéficos

    En 2016 publiqué, “Aseguramiento de la Calidad”, cuyo beneficio es destinado a la Fundación Aladina, después le siguió: “Seis en 75”, destinado a la Fundación Menudos Corazones y “Asegurar la Calidad en dispositivos móviles...y no morir en el intento”, a la fundación Soñar Despierto. También he publicado una recopilación íntegra de los tres libros anteriores, llamada "Fundamentos de la calidad del software".

    Merchandising benéfico

    Desde la tienda de Cultura de Calidad se pueden adquirir diferentes artículos cuyo beneficio es destinado íntegramente a las tres fundaciones con las que colaboro actualmente: Fundación Aladina, Fundación Menudos Corazones y Fundación Soñar Despierto.

    Acciones benéficas futuras

    Esto no va a parar aquí. Mi cabeza no se está quieta, tengo muchas ideas que dar forma y convertirlas en realidad. Desde aquí, hago un llamamiento a diferentes fundaciones y ONGs para poder colaborar juntos y poder hacer cosas grandes que ayuden a personas o animales en todo el mundo. Si te apetece, ponte en contacto conmigo y hablamos.

    0
    Publicaciones
    0
    Seguidores
    0
    Visitas únicas
    0
    Me gusta