• Control de las integraciones de software

    Dentro del ciclo de vida del software, nos encontramos con la integración, una parte esencial para que los desarrollos en los que se ha trabajado durante muchas jornadas puedan ponerse en uso y ser utilizados por los clientes finales de la aplicación.


    Las integraciones exigen que se cumplan definiciones y aplicación de procedimientos con mucho rigor, ya que si no, puede ser desastroso para el funcionamiento y para que los clientes puedan seguir trabajando con total naturalidad.

    Un Departamento de QA, actualmente, debería de encargarse de que se está integrando en los entornos y si cumple con la calidad necesaria para ser subido, para mí, es un punto, que no es negociable y que hace a corto plazo, elevar la calidad del producto final mucho más de lo que pensamos.

    Habitualmente, todo lo que se integra en un entorno, ya sea de preproducción o de producción, pasa por el Departamento de QA, pero a veces, esto no es así, y se pueden colar cosas que afecten al funcionamiento correcto de la aplicación, pudiendo crear regresiones y…todos conocemos lo que pasa después.

    Una correcta validación de las integraciones a los entornos pasa por revisar si se cumplen los estados de manera correcta, si se integra exactamente lo que se pide (no hay extras que no se han validado), si se integran partes que han sido previamente validadas por un departamento de QA y sobre todo que el código y los cambios sean correctos.

    Estas sencillas acciones pueden hacer que la calidad del proyecto ya ascienda bastante, ya que controlaremos paso por paso todo lo que está subiendo, pudiendo decidir si lo habilitamos o lo cancelamos.

    Trabajando con la infraestructura servida por Microsoft (desde TFS 2005), esta tarea se hace algo más sencilla, ya que ponen a nuestra disposición una serie de listas donde poder consultar las integraciones que se están realizando, que se integra y los archivos y código que se está modificando o añadiendo. Además desde TFS 2015 podemos habilitar un nuevo modelo de builds de integración continua que nos resultará realmente útil.

    Mi experiencia con esta manera de trabajar, es muy buena, personalmente es algo costosa porque tienes que dedicar pequeñas partes de la jornada a hacer estas revisiones, pero los resultados son impresionantes, sobre todo porque todos somos humanos y se nos pueden escapar cosas sin darnos cuenta.
  • Libros benéficos

    En 2016 publiqué, “Aseguramiento de la Calidad”, cuyo beneficio es destinado a la Fundación Aladina, después le siguió: “Seis en 75”, destinado a la Fundación Menudos Corazones y “Asegurar la Calidad en dispositivos móviles...y no morir en el intento”, a la fundación Soñar Despierto. También he publicado una recopilación íntegra de los tres libros anteriores, llamada "Fundamentos de la calidad del software".

    Merchandising benéfico

    Desde la tienda de Cultura de Calidad se pueden adquirir diferentes artículos cuyo beneficio es destinado íntegramente a las tres fundaciones con las que colaboro actualmente: Fundación Aladina, Fundación Menudos Corazones y Fundación Soñar Despierto.

    Acciones benéficas futuras

    Esto no va a parar aquí. Mi cabeza no se está quieta, tengo muchas ideas que dar forma y convertirlas en realidad. Desde aquí, hago un llamamiento a diferentes fundaciones y ONGs para poder colaborar juntos y poder hacer cosas grandes que ayuden a personas o animales en todo el mundo. Si te apetece, ponte en contacto conmigo y hablamos.

    0
    Publicaciones
    0
    Seguidores
    0
    Visitas únicas
    0
    Me gusta