• ¡Celebra el día del tester con esfuerzo y perseverancia!

    Hoy es el día del tester, que tal día como hoy en 1945, Grace Murray Hopper, una distinguida oficial de la marina de EEUU y una gran científica computaciones, fue la que puso el nombre de “bug” a los errores de programación y por lo tanto envío el primer defecto catalogado de la historia de la humanidad.


    Esto fue gracias a que encontró una pequeña mariposa en uno de los circuitos de la máquina con la que trabajaba y que le hacía cometer errores de ejecución, lo que podíamos llamar un defecto por factor externo actualmente.

    Era una persona altamente activa y su lema era que porque “siempre se ha hecho así” no era razón para continuar haciéndolo de la misma manera. Esta actividad la llevó a participar en las primeras reuniones en las que se formularon instrucciones precisas para un lenguaje empresarial común, para que los programas informáticos se escribiesen en inglés y lo que más nos interesa en el gremio es que desarrolló una serie de programas y procedimientos para validar los compiladores COBOL de la marina, cosa que ha llevado, con el paso del tiempo a la realización de estándares internacionales todavía vigentes en la mayoría de los lenguajes de programación.

    De Grace podemos aprender muchas cosas técnicas, relacionadas con validación y desarrollo, pero me quedo con las que, para mí, son las más importantes: el esfuerzo y la perseverancia.

    Si algo te gusta, persíguelo con esfuerzo y perseverancia, no te dejes embaucar por voces externas, por críticas, por frases de desaliento y desanimo…no lo hagas. Siempre habrá alguien detrás que intentará que no avances, seguramente por envidia o por beneficio propio. Siempre encontrarás críticas, unas positivas y otras negativas, destructivas, pero tu continúa firme, sin hacer caso a esa negatividad, esfuérzate en mantener esa perseverancia y ese afán en dar, aunque sea, poco a poco, pasos, porque llegará el día que esos comentarios negativos y malintencionados quedarán atrás y tu acabarás dando pasos de gigante, no lo dudes, estoy seguro. Esas voces quedarán atrás porque estarán más interesadas en intentar hacer daño que en avanzar ellas mismas.

    Al igual que Grace, el esfuerzo es, bajo mi punto de vista, igual de importante, hay personas que tienen algo, que podría llamar “suerte” y sin apenas esfuerzo consiguen grandes metas y grandes logros (a veces con los años te enteras que se usaron ciertas trampas, otras veces no). Yo, personalmente, no soy de esas, soy una persona que para poder lograr algo me tengo que dejar la piel en ello, que me encuentro infinidad de problemas por el camino, que a veces pienso, que se alinean todos los astros y absolutamente todo el universo se pone en mi contra, pero no decaigo, no ceso en mi empeño por conseguir lo que quiero, me esfuerzo hasta el final hasta lograrlo y no siempre consigo lograrlo, al menos a la primera. Sé que, si sigo esforzándome y perseverando en ello, al final, acabaré lográndolo. Ahora mismo, muchos de los que leéis estas líneas os sentiréis identificados.


    Muchos estaréis buscando ese resultado, en pleno esfuerzo, a las puertas de la rendición o a las puertas de la bendición, si sois de los primeros, solo os puedo decir que sigáis luchando, que os sigáis esforzando aunque os esté costando la vida, porque llegará un momento que tendréis vuestro sueño en las manos, cerréis los ojos y os sintáis la persona más feliz del universo.
  • Libros benéficos

    En 2016 publiqué, “Aseguramiento de la Calidad”, cuyo beneficio es destinado a la Fundación Aladina, después le siguió: “Seis en 75”, destinado a la Fundación Menudos Corazones y “Asegurar la Calidad en dispositivos móviles...y no morir en el intento”, a la fundación Soñar Despierto. También he publicado una recopilación íntegra de los tres libros anteriores, llamada "Fundamentos de la calidad del software".

    Merchandising benéfico

    Desde la tienda de Cultura de Calidad se pueden adquirir diferentes artículos cuyo beneficio es destinado íntegramente a las tres fundaciones con las que colaboro actualmente: Fundación Aladina, Fundación Menudos Corazones y Fundación Soñar Despierto.

    Acciones benéficas futuras

    Esto no va a parar aquí. Mi cabeza no se está quieta, tengo muchas ideas que dar forma y convertirlas en realidad. Desde aquí, hago un llamamiento a diferentes fundaciones y ONGs para poder colaborar juntos y poder hacer cosas grandes que ayuden a personas o animales en todo el mundo. Si te apetece, ponte en contacto conmigo y hablamos.

    0
    Publicaciones
    0
    Seguidores
    0
    Visitas únicas
    0
    Me gusta