• La transformación de las personas en proyectos tecnológicos

    A lo largo de mi trayectoria profesional he vivido muchos cambios y formas de trabajar, cosas buenas, malas, regulares…de todo un poco. 


    Lo que estoy observando en los últimos años es que los proyectos se están transformando, estamos evolucionando a otra manera de trabajar, mucho más acorde a los tiempos que corren.

    El trabajo ahora se desarrolla mucho más en conjunto, se asume la responsabilidad de entregar con calidad las cosas que se desarrollan y eso es un punto a favor a las empresas del mercado tecnológico.
    Los equipos de desarrollo y calidad están en plena simbiosis, se necesitan, no son nada el uno sin el otro y eso hace unos años era una tarea muy complicada, algo que no se solía ver tan habitualmente.

    Esta manera de trabajar nos está llevando a ser mucho más conscientes en lo que hacemos, tanto desde que se empieza a desarrollar como cuando se prueba. En la última etapa estoy viendo a desarrolladores muy preocupados de sus entregas porque el equipo de calidad lo va a revisar después. Se preocupan de como está, de que entregan y de cómo lo entregan y eso facilita las cosas muchísimo más de lo que parece.

    No es lo mismo ponerse a validar un desarrollo que es entregado de cualquier manera, ya que nos retrasará muchísimo todo, a cada paso encontraremos defectos y cosas mal realizadas, mientras que si se ha realizado la validación previa, nos encontramos el terreno más llano y podemos poner el foco en los temas verdaderamente importantes.

    Tenemos la gran suerte de ser partícipes de esta transformación de las personas, de este cambio y tenemos que hacer todo lo posible por hacerlo factible y posible en todos los proyectos en los que nos encontramos. 

    Es necesario ir hacía un cambio lento y seguro, pero sin pausa, en la que todos nos transformemos en lo que queremos llegar a ser, un equipo totalmente colaborativo y simbiótico.
  • Libros benéficos

    En 2016 publiqué, “Aseguramiento de la Calidad”, cuyo beneficio es destinado a la Fundación Aladina, después le siguió: “Seis en 75”, destinado a la Fundación Menudos Corazones y “Asegurar la Calidad en dispositivos móviles...y no morir en el intento”, a la fundación Soñar Despierto. También he publicado una recopilación íntegra de los tres libros anteriores, llamada "Fundamentos de la calidad del software".

    Merchandising benéfico

    Desde la tienda de Cultura de Calidad se pueden adquirir diferentes artículos cuyo beneficio es destinado íntegramente a las tres fundaciones con las que colaboro actualmente: Fundación Aladina, Fundación Menudos Corazones y Fundación Soñar Despierto.

    Acciones benéficas futuras

    Esto no va a parar aquí. Mi cabeza no se está quieta, tengo muchas ideas que dar forma y convertirlas en realidad. Desde aquí, hago un llamamiento a diferentes fundaciones y ONGs para poder colaborar juntos y poder hacer cosas grandes que ayuden a personas o animales en todo el mundo. Si te apetece, ponte en contacto conmigo y hablamos.

    0
    Publicaciones
    0
    Seguidores
    0
    Visitas únicas
    0
    Me gusta