• Pruebas de humo como buena práctica

    Las pruebas de humo, que las vengo realizando desde hace mucho tiempo, son aquellas que pretenden evaluar la calidad de un software justo antes de ser entregado para certificar.


    La idea, es hacer un repaso rápido de que la totalidad del producto que se va a entregar, funciona de manera correcta. No deben de encontrarse defectos críticos o bloqueantes y si no, debería de pararse el entregable y no pasarlo a certificación por parte del cliente.

    El nombre de estas pruebas proviene de las antiguas instalaciones de tuberías que estaban soldadas a mano y a las cuales se le inyectaba humo con un fuelle para comprobar que no existiesen fugas. La idea con las pruebas, es exactamente la misma.

    Cuando se realizan pruebas de humo, no hay que centrar el tiro en encontrar defectos (para eso realizaremos validaciones funcionales con los casos de prueba o las pruebas exploratorias), si no que hay que poner el foco en la funcionalidad.

    Este tipo de pruebas requiere de cierta agilidad y de cierto conocimiento por parte de la persona que las ejecute, ya que tiene que ir a tiro hecho y no entretenerse en saber como funciona la pantalla.

    Estas pruebas se deben de estimar, aunque no se ciernan en la ejecución de casos de prueba, ya que tenemos que tener claro el tiempo total donde las vamos a ejecutar y si tenemos horas o algún día para finalizarlas, cubriendo funcionalidad en base a este tiempo marcado.

    En principio y si el proyecto no lo demanda, no se debe de realizar una documentación de las pruebas, se deben de basar en el conocimiento de la persona que las realiza.

    Personalmente, creo que las pruebas de humo son una de las mejores prácticas que podemos realizar para garantizar la calidad del software en un proyecto.
  • Libros benéficos

    En 2016 publiqué, “Aseguramiento de la Calidad”, cuyo beneficio es destinado a la Fundación Aladina, después le siguió: “Seis en 75”, destinado a la Fundación Menudos Corazones y “Asegurar la Calidad en dispositivos móviles...y no morir en el intento”, a la fundación Soñar Despierto. También he publicado una recopilación íntegra de los tres libros anteriores, llamada "Fundamentos de la calidad del software".

    Merchandising benéfico

    Desde la tienda de Cultura de Calidad se pueden adquirir diferentes artículos cuyo beneficio es destinado íntegramente a las tres fundaciones con las que colaboro actualmente: Fundación Aladina, Fundación Menudos Corazones y Fundación Soñar Despierto.

    Acciones benéficas futuras

    Esto no va a parar aquí. Mi cabeza no se está quieta, tengo muchas ideas que dar forma y convertirlas en realidad. Desde aquí, hago un llamamiento a diferentes fundaciones y ONGs para poder colaborar juntos y poder hacer cosas grandes que ayuden a personas o animales en todo el mundo. Si te apetece, ponte en contacto conmigo y hablamos.

    0
    Publicaciones
    0
    Seguidores
    0
    Visitas únicas
    0
    Me gusta