• Que cada un@ haga lo que quiera

    Desde hace un tiempo a aquí no veo más que vídeos, artículos, opiniones de como hay que hacer las cosas o como hay que usar un determinada red social.



    Me parece, bajo mi punto de vista, que nos estamos metiendo en camisas de once varas. No se si por tener el control de todo lo que se hace, si por querer que las cosas se usen como queremos o simplemente para hacernos escuchar y ganarnos unos cuantos “likes”.

    La realidad es como la vida misma, que cada un@ haga lo que quiera, cuando quiera y como quiera, siempre dentro de los límites del respeto y la tolerancia. 

    Una red no pierde su esencia “profesional” porque subas un vídeo de humor, ni se confunde el uso de la gran red con las otras redes. Si se hace desde el respeto y la tolerancia no hay ningún problema y no hay que andar vigilando todo lo que la gente haga o deje de hacer. Cada un@ es libre y comparte lo que siente y l@ apetece en ese momento.

    Estoy un poco cansado de vídeos y comentarios de como hay que usar ciertas redes sociales y dando “briconsejos” de si es que ponte esta foto así o escribe esto asa. Sinceramente, si una empresa no me selecciona porque mi foto no es perfecta, tengo una sonrisa profident y voy con camisa y corbata, sinceramente, ese no es mi sitio para trabajar.

    Me gustaría ver eso mismo pero en la calle, como esas personas, en el mismo metro, cogen a otras personas y l@s dicen, ui, esa chaqueta no conjunta con tus zapatos, esa blusa no pega con tus vaqueros...bla bla bla. Dejemonos de tonterías y dejemos que cada un@ haga lo que l@ de la real gana, en serio, seremos más felices.

    Y si no, hay varios mecanismos:

    1. No seguir a la persona.
    2. Omitir sus artículos.
    3. Bloquearl@.
    4. Y si ves que es ofensivo, intolerante o cualquier otra cosa, denunciarl@.

    En serio, dejemos de preocuparnos tanto en lo que publican l@s demás y que hagan lo que l@s de la real gana cuando l@s de la gana.
  • Libros benéficos

    En 2016 publiqué, “Aseguramiento de la Calidad”, cuyo beneficio es destinado a la Fundación Aladina, después le siguió: “Seis en 75”, destinado a la Fundación Menudos Corazones y “Asegurar la Calidad en dispositivos móviles...y no morir en el intento”, a la fundación Soñar Despierto. También he publicado una recopilación íntegra de los tres libros anteriores, llamada "Fundamentos de la calidad del software".

    Merchandising benéfico

    Desde la tienda de Cultura de Calidad se pueden adquirir diferentes artículos cuyo beneficio es destinado íntegramente a las tres fundaciones con las que colaboro actualmente: Fundación Aladina, Fundación Menudos Corazones y Fundación Soñar Despierto.

    Acciones benéficas futuras

    Esto no va a parar aquí. Mi cabeza no se está quieta, tengo muchas ideas que dar forma y convertirlas en realidad. Desde aquí, hago un llamamiento a diferentes fundaciones y ONGs para poder colaborar juntos y poder hacer cosas grandes que ayuden a personas o animales en todo el mundo. Si te apetece, ponte en contacto conmigo y hablamos.

    0
    Publicaciones
    0
    Seguidores
    0
    Visitas únicas
    0
    Me gusta