• Orquestando proyectos, tiempos y personas

    En el momento que trabajamos con diferentes personas de diferentes áreas de trabajo, tenemos que ser conscientes de la importancia de cumplir con los tiempos que habíamos acordado, si esto no se cumple, genera una tensión que lastrará el proyecto de manera constante.



    La realidad, en muchos casos, se basa en la obtención de unas fechas impuestas, por la necesidad de que la entrega se realice sin demora ya que, por ejemplo, se quiera enseñar en un congreso o en algún evento importante de la marca. Esto, que a veces, es contraproducente, nos aporta una ventana de tiempo que debemos de planificar y ajustar de manera muy puntillosa.

    La generación de una buena planificación se ha de realizar entre todos y marcarnos a fuego esas fechas de entrega, ya que que si no, comenzarán los problemas.

    Una entrega que no se realiza en tiempos, nos ocasiona una presión y un stress totalmente improducente, que no nos permitirá realizar el trabajo con garantía y nuestra calidad en la entrega al equipo que realiza la validación descenderá de manera alarmante.

    Esta necesidad de cumplir la planificación tiene que ser perseguida por una persona que trabaje a nivel transversal desde todas las áreas y, lógicamente, exponga y argumente estas necesidades y se cerciore de, si existe una desviación inoportuna, se gestione inmediatamente con el cliente.

    Posiblemente, la planificación se deba ajustar a lo largo del proyecto, en alguna entrega o porque se ha retrasado el OK definitivo del cliente en algún documento o criterio. Si esto sucede, se debe de actualizar de inmediato y comunicar a todo el equipo esta desviación para que se tenga en cuenta en el futuro. Al fin y al cabo, un proyecto es como una orquesta, cada uno debe de entrar en su momento exacto y sin errores para que el conjunto sea perfecto y esté en plena armonía.


    Si gestionamos proyectos o debemos de hacer cumplir una planificación entre todos, nuestro papel es el de director de orquesta, marcando la entrada y salida de todas las personas relacionadas y haciendo ver que la necesidad de no fallar es lo que nos dará esa buena credibilidad que todos buscamos.
  • Libros benéficos

    En 2016 publiqué, “Aseguramiento de la Calidad”, cuyo beneficio es destinado a la Fundación Aladina, después le siguió: “Seis en 75”, destinado a la Fundación Menudos Corazones y “Asegurar la Calidad en dispositivos móviles...y no morir en el intento”, a la fundación Soñar Despierto. También he publicado una recopilación íntegra de los tres libros anteriores, llamada "Fundamentos de la calidad del software".

    Merchandising benéfico

    Desde la tienda de Cultura de Calidad se pueden adquirir diferentes artículos cuyo beneficio es destinado íntegramente a las tres fundaciones con las que colaboro actualmente: Fundación Aladina, Fundación Menudos Corazones y Fundación Soñar Despierto.

    Acciones benéficas futuras

    Esto no va a parar aquí. Mi cabeza no se está quieta, tengo muchas ideas que dar forma y convertirlas en realidad. Desde aquí, hago un llamamiento a diferentes fundaciones y ONGs para poder colaborar juntos y poder hacer cosas grandes que ayuden a personas o animales en todo el mundo. Si te apetece, ponte en contacto conmigo y hablamos.

    0
    Publicaciones
    0
    Seguidores
    0
    Visitas únicas
    0
    Me gusta