• Liderar a nuestro equipo de líderes

    El liderazgo es una capacidad innata de las personas, siempre ha existido y siempre existirá. Hay personas que la tienen más interiorizada y toman las riendas de los asuntos y los hacen suyos para guiar a las personas y otras que tienen esa capacidad dormida.



    Si ya eres un líder y gestionas personas, debes de hacer un ejercicio de valor: despertar el liderazgo de los demás.

    Un buen líder, antes, ahora y en el futuro, no es una persona que diga absolutamente todo lo que tienes que hacer, te cuestione constantemente y básicarmente, te corte las alas, para que hagas las cosas como él considera, sea erróneo o no. Un buen líder es aquel que busca liderazgos entre su equipo, que da alas, que aporta valor a la carrera de las personas y las ayuda para que crezcan exponencialmente.

    Tengo una regla desde que comencé a gestionar personas y no es algo compartido, y que me han intentado rebatir en más de una ocasión: creo ciegamente en la autogestión y en el liderazgo basado en la amigabilidad. 

    ¿Que es esto? Básicamente, mi escalafón de confianza está al 100% desde el inicio y hay un refuerzo constante basado en la autogestión y en el crecimiento de la persona, dejando mano ancha para innovar, proponer y participar en las decisiones de cualquier nivel. La transparencia es absoluta y todos cuentan con toda la información.

    Además, hay una base de agradecimiento y positivismo, al igual que una base de mejora y reconducción del camino, cuando existe una equivocación o una decisión errónea. No tiene sentido el aplicar un correctivo severo, si no el reforzar esa cierta debilidad y atacarla para que sea un punto fuerte y de valor en el futuro.


    El futuro es este. Un futuro de autogestión, de autodefinición profesional, de liderazgo horizontal y de refuerzo constante, valorando lo que somos y no lo que quieren que seamos. Nuestro deber es fomentarlo y que las nuevas generaciones ya lo tengan aprendido.
  • Libros benéficos

    En 2016 publiqué, “Aseguramiento de la Calidad”, cuyo beneficio es destinado a la Fundación Aladina, después le siguió: “Seis en 75”, destinado a la Fundación Menudos Corazones y “Asegurar la Calidad en dispositivos móviles...y no morir en el intento”, a la fundación Soñar Despierto. También he publicado una recopilación íntegra de los tres libros anteriores, llamada "Fundamentos de la calidad del software".

    Merchandising benéfico

    Desde la tienda de Cultura de Calidad se pueden adquirir diferentes artículos cuyo beneficio es destinado íntegramente a las tres fundaciones con las que colaboro actualmente: Fundación Aladina, Fundación Menudos Corazones y Fundación Soñar Despierto.

    Acciones benéficas futuras

    Esto no va a parar aquí. Mi cabeza no se está quieta, tengo muchas ideas que dar forma y convertirlas en realidad. Desde aquí, hago un llamamiento a diferentes fundaciones y ONGs para poder colaborar juntos y poder hacer cosas grandes que ayuden a personas o animales en todo el mundo. Si te apetece, ponte en contacto conmigo y hablamos.

    0
    Publicaciones
    0
    Seguidores
    0
    Visitas únicas
    0
    Me gusta